Nos encantan los parques de atracciones y todo lo que los rodea: esa adrenalina que sientes al subirte en sus atracciones, la ilusión que te recorre las venas al pasear entre sus decorados, la emoción en la cara de tus seres queridos. Una sensación difícil de describir, pero que todos hemos sentido en algún momento.

Pasar el día en un parque temático es un plan que siempre apetece y que siempre pillamos con ganas, pero a priori, puede parecer demasiado caro. La comida, las entradas, los traslados o los hoteles pueden subirse de precio si no organizamos todos los detalles con antelación. Así que, te traemos una lista de truquitos infalibles para que disfrutes de tus escapadas familiares a los parques de atracciones de la forma más asequible posible.

Trucos para ahorrar en los parques de atracciones

1.- Compra los tickets online con anterioridad

Comprar el billete para entrar al parque en el mismo día puede salirnos bastante más caro que comprarlo anticipadamente. Lo más acertado es planear bien el viaje y comprar los tickets online. Si sois muchos, podéis incluso aprovechar los descuentos de grupo.

Otra gran opción es aprovechar las ofertas online. Los parques suelen activar muy buenas ofertas de hasta el 50% de descuento, pero la mayoría son a través de Internet, por lo que recomendamos siempre que compres tus entradas online y no en la taquilla del parque.

Suelen ser muy interesantes las ofertas en Parque Warner, PortAventura Park o Puy du Fou España. Estos recintos casi siempre tienen activa alguna oferta online. ¡Revísalo todo con calma antes de lanzarte a la piscina!

2.- Lleva tu propia comida y bebida

Comer y cenar en los parques de atracciones suele ser bastante caro. Es cierto que según la normativa de muchos parques, no está permitido el acceso con comida y bebida de fuera, pero normalmente, en los tornos de fuera sí. Si quieres ahorrar dinero y comer fuera del recinto, te pondrán un sello con el que podrás salir y entrar del parque sin ningún problema. Puedes llevarte unos tuppers o unos bocadillos, botellas de agua y todo lo que necesites para pasar el día gastando lo mínimo.

3.- Visita el parque en temporada baja

Otro gran truco, que pasamos por alto en muchas ocasiones, es que es mucho más barato visitar el parque de atracciones en temporada baja. La mayoría de los parques varían su precio entre temporada alta y baja, siendo bastante más asequible fuera de los meses de máxima afluencia. Aunque ciertas atracciones pueden estar cerradas por reformas o reacondicionamiento, la mayoría de las veces compensa ir en estos periodos. Y, si por el motivo que sea, no puedes planear tu viaje en temporada baja, trata de ir un día entre semana y evitar el fin de semana que es cuando la entrada sale más cara. ¡Consulta el calendario de cada parque y planifica tus vacaciones!

4.- Ve bien equipado

Planea con antelación la visita para evitar tener que comprar cosas que podrías haber traído de casa. ¡Comprueba las condiciones meteorológicas! Necesitas saber si tienes que llevar gafas de sol, gorra o protección solar, un paraguas o chubasquero, una sudadera de más… Las típicas cosas que tenemos en casa pero muchas veces olvidamos por las prisas o falta de preparación. Todas estas cosas suelen ser bastante caras en el parque, y no merece la pena dejarse el dinero en ello cuando en casa las tenemos.

5.- Bonos de acceso para varios parques

Normalmente, siempre hay activas ofertas para visitar más de un parque a la vez. Si queréis aprovechar el viaje y ver más de un recinto, estos bonos son la mejor opción. El precio suele ser prácticamente el mismo para visitar el parque principal que para combinarlo con entradas a los parques accesorios. Algunos ejemplos son los combos de PortAventura Park + Ferrari Land, Parque Warner + Warner Beach o Isla Mágica + Agua Mágica. ¡El doble de diversión por la mitad de precio!

Publi