Hay muchos motivos por los que puedes desear regalar un anillo en otoño: por un cumpleaños, para sellar un compromiso, para celebrar un aniversario o, por qué no, para darte un capricho a ti misma por el motivo que desees. Puedes elegir muchos anillos, pero si de verdad quieres regalar algo espectacular, no puedes dejar de valorar los anillos diamantes. El diamante es la forma más pura de joya. Por lo tanto, poseer un diamante se convierte en una de las posesiones más prestigiosas.

Un anillo de diamante no es solo un regalo lujoso y especial: es también una joya para conservar en la familia y también un excelente inversión para lucir en momentos especiales. Y, por supuesto, es una excelente opción como anillo de compromiso.

Solitario

El solitario es un anillo en el que luce un solo diamante. Son anillos muy elegantes y sobrios, que pueden lucirse tanto en ocasiones especiales como en el día a día. Puedes elegir el tipo de aleación. Los solitarios de oro blanco y de platino son muy elegantes y discretos. Pero también puedes escoger un solitario de diamante en oro amarillo y también en oro rojo.

En los solitarios de diamantes cobra especial importancia la forma de la piedra. Las cuatro principales que puedes escoger son el tallado en forma de brillante, el tallado princesa (con forma cuadrada), el tallado ovalado o el tallado en forma de pera (con apariencia de lágrima).

Anillo con dos o tres piedras 

Si quieres regalar un anillo un poco más especial o más valioso, puedes elegir un anillo de diamante con dos o tres piedras. Pueden ser todos diamantes, pero también puedes encontrar combinaciones con otras piedras preciosas, como zafiros, esmeraldas o rubíes. Al tener más gemas, es posible encontrar creaciones más atrevidas o más originales. Aunque si lo que buscas es algo sencillo y sobrio también podrás encontrarlo. La posibilidad de combinar tamaños, colores, formas y materiales en la aleación es muy grande, por lo que podrás encontrar un anillo que se ajuste a lo que buscas.

Anillo con piedras en aureola, en rosetón o en entourage

Si lo que te gusta es la apariencia del solitario, con una piedra en el centro, pero quieres regalar un anillo más elaborado, puedes optar por una composición en  aureola, en rosetón o en entourage. Estas son tres formas diferentes de presentar una piedra principal en el centro del anillo rodeada de piedras, más pequeñas o iguales. En este tipo de anillos puedes encontrar gran cantidad de tallados y combinaciones, con diferentes tipos de aros y también combinaciones con otras piedras preciosas.

Anillos de media banda

Los anillos de diamantes de media banda tiene la mitad del aro cubierto con pequeños diamantes. Los más sencillos tienen solo pequeños diamantes engastados en el aro. Son muy discretos y sobrios. Pero también pueden tener una piedra más grande en el centro, al estilo solitario, pero también puede completar los anillos en aureola, en rosetón o en entourage.

Anillos de banda completa

Los anillos de banda completa siguen el concepto de los anillos de media banda, pero con todo el aro cubierto de diamantes. Son los más valiosos.