Unas de los métodos más eficientes de ahorrar dinero en cualquier tipo de reformas es acudiendo a empresas que tengan una comprobada experiencia en el sector y sean responsables, tal como https://reformasburgos.net/. Y es que al tener las garantías de que una empresa va a responder con los plazos de entregas establecidos, va a utilizar los mejores materiales y llevar a cabo trabajos de calidad, nos aseguramos de que no tendremos que gastar más dinero por mucho tiempo. 

Un trabajo bien hecho ofrece garantías, así que podremos estar tranquilos de no tener que reinvertir en nuevas reparaciones. Además, empresas de este nivel también ofrecen las correspondientes garantías por su trabajo. 

En el caso de la empresa de reformas en Burgos esta ofrece trabajos integrales que incluyen: fontanería, electricidad, pintura, revestimientos, carpintería y mucho más. Están en capacidad de reformar o transformar cualquier área, tales como dormitorios, salón, comedor, baño, cocina, terraza o jardín; hacer reformas parciales o integrales en pisos, viviendas o locales comerciales.

Estos mismos expertos, a su vez, nos desvelan algunas claves para afrontar un trabajo de reforma de una manera más económica. 

Todo lo que podemos lograr con una nueva capa de pintura

Uno de los trabajos más económicos en el mundo de las reformas es pintar las paredes. Siempre que este trabajo no conlleve a reparaciones mayores de superficies, hacer un cambio en el color de las paredes del salón o el dormitorio puede generar una diferencia drástica en estos y otros ambientes. 

Si a esta acción reformadora le añades la creatividad de cambiar la distribución del mobiliario en el espacio disponible, prácticamente obtendrás una estancia completamente nueva para disfrutar. 

En un dormitorio puedes cambiar la posición de la cama y el armario, por ejemplo. O en un salón mover de sitio el sofá y los sillones. Lo mismo puedes hacer en el comedor o la biblioteca. Solo se trata de aplicar un poco de creatividad.

Reciclar siempre será una maravillosa idea  

Reutilizar y reciclar las cosas son acciones que van mucho más allá de obedecer a una tendencia que está de moda, ya que esto repercute en el cuidado y la preservación del medio ambiente. Esta es una forma inteligente de brindarle una nueva oportunidad a objetos o muebles que venimos usando desde hace mucho tiempo. 

Es normal que con el pasar de los años los muebles se deterioren o algunas otras piezas pierdan su funcionalidad principal, pero lo más probable es que puedan aprovecharse para darles otros usos. 


Algunos ejemplos pueden ser: 

  • Si quieres cambiar las sillas del comedor por unas nuevas, puedes darles un toque de pintura y usarlas para ambientar tu jardín o pasarlas a que formen parte de la terraza. 
  • Un aparador viejo puede transformarse en un bonito mueble para la entrada de la casa o en una mesa auxiliar. 

Elige siempre materiales de calidad

El mejor consejo que pueden brindar los expertos en reformas es no escatimar en elegir materiales de calidad. No importa si se trata de una obra pequeña o integral. Esto puede parecer un concepto que va en lado contrario al ahorro, pero resulta en todo lo contrario, ya que la calidad es lo que permite que un mueble, una estructura o pintura en la pared dure por más tiempo. Esto ahorrará en gastos de mantenimientos prematuros y en otros gastos por presentarse fallas precoces. 

Siempre apuesta por profesionales en reformas

Insistimos en la conveniencia de acudir a verdaderos profesionales. Suena como cliché, pero nunca ha dejado de ser cierto: “lo barato sale caro”. Así que si se pretende contar con un ahorro a largo plazo, lo mejor es no escatimar esfuerzos en obtener lo mejor con una justa relación calidad-precio.