En la actualidad, se pueden encontrar numerosos modelos y tipos de camas y colchones en Internet, con una gran calidad y a precios muy económicos, puesto que varias plataformas suelen proporcionar un amplio catálogo a coste de fábrica.

Dentro de los muchos artículos que se vuelven imprescindibles en una vivienda, hay que decir que las camas son realmente importantes. Lo cierto es que se trata de un elemento que permite el descanso, precisamente por este motivo, no puede faltar en ningún hogar.

El caso es que, en muchas ocasiones, adquirir una cama puede resultar algo costoso, principalmente si se quiere una de calidad y que tenga todas las prestaciones. Sin embargo, actualmente todo puede ser más sencillo gracias a Internet, ya que en la red existen numerosas plataformas y web de fabricantes especializados en camas, que ofrecen la oportunidad de adquirir uno de estos artículos a buen precio, es decir, comprar por Internet supone el poder adquirir una cama a coste de fábrica.

En cualquier caso, antes de hacerse con una, es esencial conocer la gran variedad de tipos de camas que se pueden encontrar en la red. ¿Cuáles son las más comunes?

Estándar

Es la clásica cama que puede ser individual o de matrimonio, con medidas básicas, para que pueda añadirse a cualquier habitación que se necesite.

Con dosel

Esta cama está dotada con cabecera, la cual, sirve para poder cubrirla con cortinas.

Plegable

Cama adicional que viene con un sistema de plegado, para poder almacenarla siempre que no se utilice.

Litera

Estructura con dos o más camas, por norma general, una encima de la otra.

Nido

Es una estructura bastante común, generalmente para las habitaciones de los niños, que se forma a partir de dos muebles donde se presenta una cama individual y otra debajo de esta.

Articulada

La cama articulada es muy frecuente para las personas enfermas, puesto que viene dotada con un sistema, manual o eléctrico, que permite mover el somier, pudiéndose poner en diferentes posiciones.

También en los colchones

Toda cama que se precie no haría su función sin los colchones, precisamente por ello, también se recomienda adquirir este tipo de artículos en Internet, puesto que se pueden encontrar muchas ofertas y promociones que hacen la compra mucho más económica. En este sentido, la elección del colchón dependerá del gusto de cada persona y las comodidades que necesite, aunque hay algunos tipos que son más comunes que otros.

De muelles

Un colchón de muelles permite libertad de movimiento mientras se está descansando, siendo la opción ideal para las camas de matrimonio.

Antiescaras

Se trata de un colchón especial que permite repartir el peso del cuerpo, lo que se traduce en un alivio en cuanto a la presión en el mismo y además, hace que no aparezcan esas heridas en la piel a causa de la poca movilidad. Son los colchones más utilizados en personas enfermas.

Espuma

Un colchón fabricado a partir de un bloque de espuma, que ofrece bastante adaptabilidad, pudiendo elegirse entre varios niveles de confort.

Látex

Se trata de un material muy natural y generalmente, hipoalergénico, precisamente por ello, cada vez es más común en las viviendas. Otra de las ventajas es que es un material elástico, aunque más pesado, sin embargo, permite una gran adaptación al cuerpo.

Viscoelástico

Se trata de un colchón con mayor firmeza, siendo además uno de los formatos más adaptables, reduciendo los puntos de presión, administrando las zonas de mayor peso y además, tiene la capacidad de reaccionar al calor que emite el cuerpo durante el descanso.

Muelle Bonell

Se trata de uno de los colchones más clásicos que existe en la actualidad en el mercado, teniendo como punto fuerte que cuenta con una mayor transpirabilidad. Suele ser el tipo de colchón más económico que hay, precisamente por ello, es frecuente que se elija para vestir prácticamente cualquier tipo de cama.