Hoy vamos a contarte un truco para eliminar las durezas en los pies, talones resecos y dejarlos visiblemente más bonitos, eliminando así, las pieles muertas que hacen que se vean feos y aviejados.

¡Vamos a dejarlos vivos y bonitos para que puedas lucir ese calzado que ya no te pones porque no te gusta como se ven tus talones!

Si piensas que vas a necesitar productos de alta gama, estás totalmente equivocad@, pues el producto estrella que necesitarás es el Vinagre. Podemos utilizar tanto vinagre de manzana, cómo de vino.

En Baratuni hemos utilizado ambos y hemos conseguido el mismo resultado. Es por ello, que abogamos por comprar el más barato, que ahora mismo es el vinagre de vino.

En la foto de continuación puedes ver el antes y después de utilizar vinagre:

¿Qué te parece el resultado? Como puedes apreciar, las durezas y mal aspecto que presentaba el talón ha desaparecido completamente. Quedando como resultado una piel suave, sin durezas y bonita a la vista.

¿Qué necesitamos para tratar nuestros pies y conseguir este resultado?

  • Un Barreño donde te quepan los pies, o bien, si dispones de bidé en casa, utilizar el bidé.
  • ½ litro aproximado de vinagre (aproximádamente, lo suficiente para que cubra la planta de los pies).
  • Bicarbonato (optativo).

Método de Utilización:

1.- Llenar el barreño o bidé de vinagre hasta que te cubra mínimo las plantas de los pies. Un truco que te damos, para que no gastes mucha cantidad de vinagre en caso que uses un barreño (no sirve si usas bidé), es poner algo debajo del mismo (por ejemplo unas zapatillas) haciendo que esté en posición inclinado.

De esta manera conseguirás que te cubra el vinagre los talones enteros, puedes dejar más tiempo al vinagre actuar en está zona del pie, que como sabemos, suele tener muchas durezas, y esto, le vendrá genial.

2.- Se recomienda que estén los pies en vinagre por lo menos durante media hora, pero si quieres estar una hora, pues mejor para tus pies.

Cuando lleves un cuarto de hora con los pies en remojo, puedes quitar las pieles de tus pies con un aparato de pedicura o piedra pómez. Te recomendamos que lo pases también por las zonas que no tengas callos, ya verás como también quitas las pieles muertas de manera fácil y sin dolor.

3.- Otro truco, es echar bicarbonato en el barreño o bidé. Al principio saldrán como unas burbujas (no hay que asustarse). Lo ideal de utilizar bicarbonato es que no se disuelve con el vinagre y se deposita en el fondo.

Es por ello que puedes exfoliarte los pies directamente en el barreño, moviéndolos de atrás hacia adelante y adelante hacia atrás. Con este movimiento notaras en la planta del pie como si hubiera arena de la playa, lo que te realizará una pequeña exfoliación, aunque esto no es tan eficaz como hacértelo tu mism@ con un aparato de pedicura o piedra pómez.

4.- Después, si te echas una crema de pies, o una crema muy hidratante (para conseguir así una óptima hidratación en el pie), obtendrás una acción más eficaz, y tus pies te lo agradecerán, sobre todo si aprovechas para darte un masaje en los mismos, pues te quedarás super relajad@.

Ya verás cómo te quedan unos pies más bonitos y con más ganas de lucirlos.

Esperamos que te haya gustado este truco para cuidar los pies y claro está, para lucirlos perfectos cuando te apetezca, ya que no sólo hay que cuidarlos y lucirlos en verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here