En el post de hoy quiero hablaros sobre los tipos, tratamientos y precauciones a tener en cuenta con los peeling faciales. Es bien sabido que gracias a la acción de los productos cosméticos de peeling conseguimos acelerar la exfoliación, eliminando las pieles y celulas muertas presentes en nuestra cara.

Después de realizar un peeling facial conseguirás obtener una piel más brillante y luminosa, además de disimular las pequeñas líneas de expresión y arrugas finas. Si se realiza este proceso de forma habitual podrás conseguir eliminar marcas de acné o manchas del sol y regenerar la piel de forma constante.

Tipos de Peeling Facial

Dependiendo el tipo de corrección que queramos realizar habrá que utilizar un tipo de peeling facial en concreto para conseguir el beneficio deseado. Podemos clasificar los peelings en mecánicos, químicos o físicos. ¿Queréis saber más sobre cada uno de ellos? Pues vamos a ello.

  • El peeling mecánico: Este es el tipo de peeling más agresivo. Se busca con su acción erosionar la piel muerta de nuestra cara a través de púas, cerdas o partículas. Tras su acción de erosión y desgaste pueden llegar a irritar incluso la piel sana.
  • El peeling químico: Aquí entra en acción la química a través de productos cosméticos cuya composición está destinada a destruir de forma sistemática la piel muerta de nuestra cara.
  • El peeling físico: Su funcionamiento es a través de un producto con pequeñas partículas que mediante la fricción consigue eliminar la primera capa de la epidermis.

¿Cuál es el mejor tratamiento de peeling según la imperfección en la piel?

Una vez que ya conocemos los principales tipos de peelings faciales que hay, es hora de saber cuál es la mejor opción según el tipo de piel e imperfección que tengamos. A continuación muestro algunos de los casos más usuales que podemos encontranos:

Peeling para manchas en la piel

Para tratar las manchas en la piel de la cara la mejor opción es utilizar un peeling químico aprovechando el efecto despigmentante que nos ofrece. Es una opción estupenda para reducir la coloración de las áreas de la cara más señaladas con manchas.

Peeling para acné

Si se sufre de acné en la piel, lo mejor es realizar un peeling superficial para eliminar cómodamente el exceso de sebo que favorece la aparición de esos molestos granos. En caso que exista pus en la punta de las pápulas sería mejor decantarse quizás por un tratamiento un poco más agresivo como el peeling químico que ayude a eliminarlo todo de forma satisfactoria.

Peeling para envejecimiento

En caso de querer lucir una piel radiante y joven lo conveniente es realizar un peeling con TCA (ácido tricloroacetático). Con esta opción se estimulará la creación de colageno quien ayudará a disimular de forma muy visibile nuestras líneas de expresión.

Peeling para eliminar las células muertas y suciedad

El peeling químico es el ideal para mantener las frescura de tu piel y quitar las células muertas y suciedad que se quedan adheridas restando luminosidad a nuestra cara. Utilizando el producto cosmético adecuado y junto a una correcta rutina de higiene facial se conseguirá eliminar impurezas y evitar obstrucciones en los poros de la piel.

Precauciones a tener en cuenta tras la realización de un peeling facial

Después de realizar un tratamiento de peeling es muy importante cuidar la piel y lo más recomendable es:

  • Hidratar diariamente la piel y lavarla con agua tibia, sin usar jabón.
  • No usar maquillaje ni productos químicos.
  • Evitar tocarte tu rostro.
  • Tener cuidado con el sudor y evitar el agua de mar o piscina.
  • Beber mucha agua todos los días para mantener la hidratación.
5/5 - (1 voto)
Publi