Tu manicura francesa, fácil y sencilla en la comodidad de tu casa, ahorrándote el tener que ir al centro de belleza.

Hoy te vamos a contar desde Baratuni como hacerte unas uñas francesas, cómo si hubieras ido a hacerte la manicura.

Es tan sencillo que se las puede hacer todo el mundo. No te preocupes si al principio no te salen bien, es cuestión de un par de prácticas para conseguir el resultado esperado.

¡En la práctica se encuentra la perfección!

¿Qué necesitas?

  • Esmalte de uñas rosa.
  • Esmalte de uñas blanco.
  • Esmalte de uñas transparente.
  • Cinta de carrocero fina (Hay muy barata en los bazares).
  • Lima de uñas.

Instrucciones a seguir para hacerte tu manicura francesa en casa:

Paso #1.- Antes de empezar a pintarnos las uñas, evidentemente tenemos que limárnoslas. Personalmente nos gustan las uñas cuadradas que son las que se utilizan para este tipo de manicura, pero si te gustan las uñas redondas, sin duda te van a quedar igual de bien.

– Las uñas cuadradas son las que se liman sin punta.
– Las uñas redondas son las que se liman con punta.

Paso #2.- Una vez que ya tenemos las uñas limadas y las cutículas echadas hacia atrás, podemos empezar a pintarnos las uñas.

Paso #3.- La primera base es el esmalte rosa, que le dará a toda la uña un bonito color rosaceo. Más adelante puedes experimentar con otros colores.

Deja secar la capa por lo menos 10 minutos, ya que son tres capas de esmaltes y tienen que estar bien secas para que no se nos estropeen después.

Paso #4.- Una vez seco el primer esmalte, vamos cortando trocitos de cinta de carrocero y poniéndolos en cada uña. En este punto tenemos que detallar dos cosas:

Una de ellas es, para conseguir que la cinta de carrocero se pegue mejor en la uña, es decir, sin pliegues, te recomendamos que le hagas un corte transversal. De esta forma eliminaríamos los pliegues, evitando pintarnos más uña de la que realmente deseamos pintar.

Otro punto importante es, según el largo de tus uñas (te aseguramos que también queda muy bonito con las uñas cortas), tienes que ver la altura o el grosor que le quieres dar a la punta de la uña (pintauñas blanco). Cuanto más pintes de blanco la uña, más larga parecerá. La referencia que puedes tener en cuenta, es poner la cinta de carrocero donde la uña deja de estar pegada a la piel. De un extremo a otro.

Paso #6.- Una vez puesta la cinta de carrocero (o cualquier otra cosa que puedas despegar fácilmente), pintamos las puntas de las uñas con el esmalte blanco. Seguimos recomendándote que dejes secar bien el esmalte, ya que se podría quitar con algún roce.

Paso #7.- Por último, pintaremos toda la uña con el esmalte transparente, ya que este le deja un tacto suave y uniforme a la uña. Si no lo ponemos no pasa nada, pero al tocarla notaremos el contraste del esmalte blanco.

Cómo llevamos tres capas de esmaltes, en esta última capa te recomiendo que dejes más tiempo el secado de tus uñas, ya verás como merece la pena el tiempo dedicado a ellas.

Consejos Útiles Finales:

Si no quieres perder tiempo en el secado de tus uñas, puedes utilizar secadores de uñas.

A modo de comentario final, puedes darle tu toque personal al cuidado de las uñas, poniéndote antes de los esmaltes, un protector de uñas transparente. Aparte de cuidarte las uñas, estas quedarán más tiempo pintadas.

Después puedes cuidarte las manos, primero exfoliándotelas con productos específicos para ello, o haciéndotelo tú misma, esto es, con un poco de aceite de oliva, limón y azúcar.

Por útlimo, échate una crema de manos, ya sea comprada o hecha en casa.

¡¡Disfruta de tu manicura francesa casera!!